Toda conversación  que establecemos con las personas,  en un proceso de ventas, debe tener como objetivo desencadenar un compromiso por algunas de las partes.

No es una posición  ganadora, que una de las personas invierta su tiempo en cierta parte del proceso de ventas ,donde desea lograr un  objetivo que se haya planteado y no lograr la meta trazada, el único camino que te llevará a este fin se llama “compromisos”

Cómo se logran los compromisos?

Cuando nos enfocamos en dar explicaciones, estamos dando motivos para crear excusas que justifiquen el no logro de nuestras metas. Nos explayamos sobre los hechos y contamos historias acerca de por qué no sucedió lo que esperábamos, creando un círculo vicioso entre plantearnos un objetivo y luego quejarnos de las circunstancias.

Por eso nunca olvides cuál es el objetivo de lo que se deseas del otro, una vez se tiene claro el QUE QUIERES , pasamos al CUANDO LO NECESITAS, definiendo una fecha en común acuerdo entre las partes.

La ausencia de compromiso convierte la elección en una trivialidad. Cuando la decisión es aleatoria, la acción carece de sentido.

Muchas personas dejan el CUÁNDO pendiente,  por qué asumen que se da por precedente que la otra persona lo hará, pero las expectativas no se cumplen porque el tiempo del otro no es el mismo que yo puedo necesitar.

En ocasiones las personas necesitamos un último y pequeño empujón para llevar a la acción lo que habíamos decidido. Es de vital importancia dejar definida la fecha.

Ejemplo: 

  • Quedamos que me entrega su propuesta de para el dia X de esta semana
  • Sr. Gómez me entrega los documentos para el dia X a las X horas.
  • Entonces el viernes paso a su oficina por los contratos firmados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *